En época de invierno, el frío y la calefacción hacen que en nuestra piel  y vías respiratorias se resequen dejándonos expuestos a resfriados y virus, por esta razón y debido a la contingencia .