3El verano se acerca rápidamente, y en la época del año que presenta las mayores temperaturas, los consejos sobre el uso de los grifos se tornan imprescindibles, sobre todo para enfrentar incendios.

El artículo 127 del Decreto Supremo 1199/ 04 que fija el Reglamento de la Ley General de Servicios Sanitarios, establece que “Nadie excepto la empresa sanitaria o funcionarios del Cuerpo de Bomberos, con ocasión de un incendio, pueden manipular los grifos. Cualquier manipulación por persona ajena o con un fin distinto al señalado, será considerado indebido y se sancionará de acuerdo a lo establecido en el artículo 459° N° 1 del Código Penal”.

Es ante el inicio de la temporada estival, que para que puedas hacer tuyo el buen cuidado de los grifos, te entregamos una serie de preguntas y respuestas, que te ayudarán a para fomentar el adecuado uso de estos dispensadores.

¿Cuánto es el gasto en agua producto del mal uso de un grifo?

Junto con la responsabilidad judicial respecto de su mal uso, la apertura de un grifo durante una hora equivale al consumo de agua potable de mil 200 viviendas, lo que provoca, en muchos casos, baja en la presión de agua que llega a los hogares, roturas en la red y trastorno en tránsito vehicular.

¿Cualquier persona puede manipular un grifo?5

Sacar agua de un grifo es un delito equivalente al hurto. Por tanto, si una persona es sorprendida manipulando estos elementos, puede ser sancionada incluso con presidio. Sólo Bomberos de Chile y personal de SMAPA pueden manipular un grifo.

¿A quién le corresponde el cuidado de los grifos?

La propiedad de los grifos corresponde a SMAPA. Si hay problemas con alguno de los grifos en su sector, sólo debe informar al Call Center de SMAPA (600 100 4000), el cual realizará las labores de reparación o su reemplazo de ser necesario.

¿Cómo es la señalética de los grifos de incendio?

Estos deben ser de color amarillo. Aquellos cuyo fin sea diferente al combate de incendios son pintados de color verde.

2¿Cada cuántos metros debe instalarse un grifo?

Los grifos deben estar instalados a no más de 150 metros del inmueble más alejado y la distancia entre dos grifos, por lo tanto, no debe superar los 300 metros. En edificios de más de tres pisos, debe existir una red húmeda donde ningún punto puede quedar a una distancia mayor de 25 metros de ésta. En edificios de siete pisos o más se deberá instalar adicionalmente una red seca, la cual debe tener terminales en cada piso, situados a menos de 40 metros de cualquier punto.